lunes, 10 de mayo de 2010

ECONOMÍA EN LA EDAD ANTIGUA

I.- INTRODUCCIÓN:

La Edad Antigua constituye un largo período histórico que se inicia con la aparición de la escritura y llega hasta la caída del Imperio Romano de occidente a manos de los bárbaros, en el siglo V después de Cristo, en el año 476.

El origen del comercio se pierde en las nebulosidades de los siglos, pues reducido al acto del cambio directo, o sea del trueque de unas cosas por otras, se remonta a los tiempos bíblicos, porque los primeros hombres que poblaron la superficie terrestre, no pudiendo vivir en absoluto aislamiento para librarse de las fieras, ni bastarse a sí mismos para subvenir a sus necesidades, tuvieron que reunirse en familias para formar tribus y comerciar entre sí, permutando los productos del trabajo de cada uno por el producto del trabajo de cada semejante; pero si consideramos el comercio desde un punto de vista más amplio, o sea desde que varias personas se dedicaron exclusivamente a él, constituyendo la profesión de mercaderes, entonces su origen debe buscarse en las épocas posteriores al singular cataclismo conocido con el nombre de Diluvio Universal.

Sin duda, los pueblos antiguos traficaron unos con otros en mayor o menor grado, y el comercio surgió en todos ellos a la vez, por efecto de una serie de causas y concausas que convirtieron este ejercicio en una necesidad indeclinable, sin que pueda atribuirse a ninguno en particular la gloria de haberle inventado o instituido.

No obstante, preciso se hace reconocer que por su espíritu mercantil o por la importancia de su tráfico, hubo algunos que se distinguieron sobre todos los demás de una manera extraordinaria, y bajo tal concepto merecen especial mención la India, Egipto, Fenicia, Grecia y Roma.

Obviamente no podemos dejar de mencionar las características de economía en el Perú antiguo.

Todos estos temas van a ser tratados detalladamente en páginas posteriores para un mayor conocimiento.

II.- LA ECONOMÍA Y LA APARICIÓN DE LA CIVILIZACIÓN:

Había llegado el Neolítico, donde se dieron importantes acontecimientos que fueron de vital importancia para la historia de la humanidad. Por primera vez el hombre podía fundar asentamientos relativamente estables. Esto, junto con la mayor productividad de sus esfuerzos, le abrió la posibilidad de acumular mayor cantidad de bienes materiales, es decir, riqueza, y, simultáneamente, de dedicar más tiempo a actividades no directamente relacionadas con la mera subsistencia, como el arte o la religión. El tener su suministro de víveres más aseguro introdujo un elemento de estabilidad psicológica, además de física, en sus relaciones personales y sociales.

Esta nueva etapa asentó definitivamente la agricultura, en la cuál se fueron dominando las técnicas agrícolas y se fue haciendo más eficiente y productiva, disminuyendo la importancia de la caza, pero manteniendo ésta su importancia simbólica.

Una de las principales consecuencias de la invención de la agricultura, base económica de esta primera civilización fue el aumento de la capacidad de determinadas áreas de sustentar a la población. Por lo tanto, allí donde se difundió la agricultura neolítica, la población aumentó.

La vida sedentaria de los poblados agrícolas permitió una división del trabajo mejor que la que determinaban el sexo y la edad (Como señaló Adam Smith hace más de dos siglos, la división del trabajo implica especialización, y la especialización lleva a una mayor eficacia y al progreso tecnológico.)

La división del trabajo y la evolución de las nuevas artes, como la metalurgia y la alfarería, requerían alguna forma del intercambio o comercio. La naturaleza de tal intercambio variaba según la distancia a la que tenían que transportarse las mercancías. La costumbre establecía los términos del intercambio entre comunidades próximas, pero para bienes muy concretos localizados en áreas situadas a gran distancia, como metales por ejemplo, de esta manera surgió una forma de intercambio organizado denominada trueque.

La unidad básica de organización económica y social de las primeras comunidades agrícolas fue la aldea de labradores, que estaba constituida por un número de familias que oscilaba ente diez y cincuenta, y una población total de entre 50 y 30 personas.

La aparición de la civilización supuso mayor complejidad en la división del trabajo y en el sistema de organización económica. Nacieron, entre otras, profesiones como la de arquitecto, ingeniero o médico. Se sistematizaron presas y medidas, se inventaron las matemáticas y surgieron formas primitivas de ciencia.

Surgió, como nota importante, la escritura, como una mera necesidad económica (la burocracia dirigía, supervisaba y recaudaba la producción, lo que dio lugar a sencillos pictogramas que luego dejaron paso a una escritura sencilla) para llevar a cabo registros administrativos, pero que luego se extendió a usos religiosos, literarios y económicos

LAS BASES ECONÓMICAS DEL IMPERIO

Antes de la aparición de las primeras grandes civilizaciones urbanas la estructura social de las aldeas agrícolas del Neolítico eran relativamente simples y uniformes. La costumbre y la tradición, interpretadas por un consejo de ancianos gobernaban las relaciones entre los miembros de la comunidad. A lo más, tendrían un vago concepto de la propiedad. Sin duda, se reconocía la propiedad privada de utensilios, armas y adornos, pero probablemente la propiedad de la tierra era colectiva.

Aunque en cada aldea algún individuo o individuos gozasen de liderazgo reconocidos por todos, no parece que hubiese clases privilegiadas u ociosas, la obligación de trabajar la dictaban tanto la tecnología como los recursos.

Pero poco a poco estas aldeas se convirtieron en grandes ciudades-estados y, por lo tanto, aumentaron la proximidad entre sí, lo que provocó grandes disputas por límites y derechos de riesgo, que se hicieron notas importantes para conquistas.

Debido a una gran oleada de conquistas surgieron grandes imperios que basaron su economía en la recogida de botines, tributos e impuestos que los conquistadores obtenían de los conquistados y de las masas campesinas.

¿Contribuyeron los imperios de la antigüedad de modo positivo al desarrollo económico?

En términos de desarrollo tecnológico, su aportación es bastante escasa. Casi todos los elementos tecnológicos de que se sirvieron las civilizaciones de la antigüedad - los cultivos, los animales domésticos, los tejidos,...- habían sido ya inventados o descubiertos antes del alba de la historia escrita.

No obstante, y aunque la tecnología quedara casi estancada, los logros económicos de los imperios de la antigüedad fueron considerables. Las expediciones que organizaron con fines comerciales o de conquista difundieron los elementos tecnológicos y aportaron nuevos recursos. La formulación explícita de las leyes civiles, aun cuando se dictaran en interés del soberano o de la clase dirigente, contribuyó a suavizar el funcionamiento de la economía y la sociedad.

Pero lo más importante de todo, posiblemente fue que al establecer la ley y el orden en áreas cada vez mayores, se facilitó el crecimiento del comercio y, con ello, la especialización regional y la división del trabajo.

II.- PRIMEROS TEMAS ECONÓMICOS:

Los temas que fueron manejados con mayor frecuencia por los poetas y filósofos de aquellos tiempos han sido la propiedad privada y el cultivo de la tierra, las ventajas y desventajas de las diversas ocupaciones, la aparición del monopolio como oposición a la libre competencia, la regulación de los precios, el trabajo, el trabajo y los salarios, la pobreza, la falsificación de la moneda, los pesos y medidas, el dinero y la banca, impuestos y programas de reforma social y económica. Así por ejemplo:

  • El Código Hamurabi: Que fuera redactado aproximadamente el año 2000 a.c. establece tipos de salarios para los artesanos y fija el precio de ganado para los babilonios de aquella época.
  • El sabio Confucio: 551 – 479 a.c. quien fuera funcionario público e historiador y destacado maestro de historia primitiva china, habló a favor de la regulación de precios por el gobierno, de la creación por el estado de retiro para la vejez, de la igualdad universal de los impuestos, y de la abolición de las tarifas aduanales. Es decir que abogaba por una economía de mercado.
  • Chanakia: Estadística hindú, se ocupó de numerosos problemas económicos, dedicando especial atención a las cuestiones relacionadas a la administración agrícola.
  • Los profetas del Viejo Testamento: tales como Amós, Oseas; Isaías, Jeremías y Ezequiel, se lamentaban de la tiranía y opresión de las que eran testigos presenciales, llamando la atención sobre los peligros de la época e imaginaban tierras utópicas donde al fin prevalecía la paz

III.- EL FATALISMO ECONÓMICO:

No obstante lo reducidas que puedan ser las conquistas de los pensadores primitivos, de hecho, la teoría económica de la Antigüedad bastaba para explicar la mayoría de los fenómenos económicos de aquellos tiempos. Como consecuencia de las pocas diferencias de la vida social y la subordinación de los individuos a una iglesia o Estado poderoso, las cuestiones económicas estaban, generalmente ligadas a la filosofía, la ética, la religión y el derecho. Así mismo, en el mundo antiguo, donde la base de todo era un cierto sistema de castas, casi todas las formas de la actividad económica eran puramente simbólicas o frutos de la esclavitud. Sólo la agricultura escapaba al ataque y al escarnio que los escritores hacían sobre el trabajo manual en general. Y, por último. el valor de la existencia no se medía por el progreso material, como se hace hoy en día, sino que se respetaba lo ancestral y las costumbres. La pobreza y la riqueza se aceptaban sin protestas. Se creía que la felicidad era mayor si disminuían las necesidades.

IV.- EL PENSAMIENTO ECONÓMICO DEL MUNDO ANTIGUO:

De los pensadores griegos mas caracterizados del mundo antiguo mencionaremos a los siguientes:

1. Los historiadores: Representados por Herótodo, Túcides, entre otros que dan gran importancia al elemento económico a través de la historia. Hipócrates medico famoso, escribió acerca de la influencia del medio físico en la vida social y económica del pueblo. Otros autores de menos importancia como Demócrito, escribieron libros relacionados con la agricultura.

2. Los Sofistas: Representados por Prógraras y Polo, ampliaron nuevos campos de investigación mediante un sistemático estudio de la ética y la teoría del Estado.

3. Los Estoícos y los Epicúreos: Encabezados por Zenón y Epicúreo, sostenían que la meta última de la vida humana era la virtud (Zenón), y Epicúreo, sostenía que la meta última de la vida humana era el placer.

Posteriormente hacen su aparición, representantes de la escuela griega, personajes como:

JENOFONTE: 444 – 354 a.c. quien fue soldado, historiador y autor de “Anabasis”, distrajo sus ratos libres escribiendo algunos breves tratados sobre la administración de la hacienda y el hogar. En uno de sus tratados como es “OECONOMICUS”, hace un elogio efusivo a la agricultura, alabando a la naturaleza como la fuente de toda producción y al trabajo agrícola como la ocupación más saludable y noble. Afirma que los comerciantes y artesanos se debilitan en su trabajo sedentario, mientras que los agricultores crecen vigorosos.

En uno de sus ensayos como es “Procedimientos y medios para aumentar los ingresos de Atenas”, examina con cierta brevedad los problemas de la hacienda pública. En forma muy clara y precisa señala las ventajas del comercio internacional, recomendando un trato más liberal a los comerciantes extranjeros por que son la fuente de crecientes ingresos para Atenas., propone fórmulas de tributación adecuadas y afirma que los precios se establecen por la interacción de las leyes del mercado entre la oferta y la demanda.

Sin embargo mientras apoya la política de que la ciudad sea propietaria y administre las minas de plata, declara que el valor de este artículo será siempre constante cualquiera sea la cantidad producida. Así mismo, sostiene que el oro disminuirá de valor si se le extrae en exceso. Para muchos especialistas, Jenofonte es el primero de una larga lista de autores de la plata gratuita.

Esto significa que los antiguos apenas si se dieron cuenta de la ley de rendimientos marginales decrecientes.

PLATÓN: Gran filósofo, perteneciente a la clase aristocrática, de la sociedad griega. El más ilustre discípulo de Sócrates y que fue testigo de la corrupción, inmoralidad y tiranía de la que fue presa Atenas después de la era de Pericles.

Platón es famoso como autor de los más célebres diálogos de la historia. En su obra los Diálogos, Platón expone su punto de vista sobre la justicia, la virtud, la religión la educación y el gobierno. Descontento con las instituciones políticas de entonces, se esforzó en aconsejar y enseñar a sus contemporáneos en dos obras que han sido consideradas maestras como lo son la República y las leyes.

En su obra “La República” manifiesta brevemente que el origen de la ciudad estado debe hallarse en las necesidades económicas de la humanidad, las cuales pueden ser satisfechas por medio de una mutua cooperación, y que las bases de una organización social debe estar en la división del trabajo y la especialización en cada oficio.

Creyendo que la democracia es ineficaz, propone la división de los ciudadanos en tres clases:

  • Los artesanos, que está conformado por la clase social más numerosa de la población; es la gente incapaz para la guerra y el gobierno. Su función consiste en producir artículos para el consumo de la comunidad.
  • Los guerreros, que están conformados por una clase social menos numerosa que la anterior, y cuya función es defender la ciudad-estado de los ataques enemigos.
  • Los guardianes, que está conformado por un segmento social mínimo, o es el menos numerosos y que incluye sólo a los hombres más capaces o sabios. Exclusivamente en sus manos descansa el gobierno de la ciudad. De este modo, todo hombre ejecutará el trabajo para el cuál esté más dotado.

En su obra Las Leyes, ofrece un estado intermedio entre los excelsos ideales de justicia que sustenta en su obra. La República, y las instituciones existentes. En esta obra, Platón se preocupa por presentar, no el mejor estado posible, sino el más realizable. Propone una comunidad autosuficiente, forado por 5 040 personas, y alejadas del mar por un pasillo de seguridad, donde existan numerosas restricciones para que se pueda llevar una vida satisfactoria. Todas las cuestiones económicas se someterían al rígido control de la clase gobernante. De tal forma que se evite el fraude y la extrema pobreza o una riqueza excesiva, y al pueblo se le proporcionaría todo lo necesario para su bienestar. Los límites del territorio se fijarían en forma rígida, la población se mantendría estacionaria, se evitaría el crecimiento poblacional y se prohibiría el matrimonio prematuro, la moneda sería de tal naturaleza que solamente se aceptaría en la ciudad-estado, el dinero no se prestaría a interés ni los prestatarios estarían obligados a devolver las cantidades recibidas en préstamo. Los esclavos se emplearían sólo en trabajo agrícola, etc.

Platón, lo mismo que Sócrates y otros, sostenían el criterio de que el objetivo de la vida es el desarrollo pleno de sí mismo, no la adquisición de riqueza. De esta forma se sometía de una manera muy cabal la economía a las consideraciones políticas y éticas.

ARISTÓTELES.- Llamado el padre de muchas ciencias y el más sutil pensador del mundo antiguo, discípulo de Platón. Escribió muchas obras relacionadas con la historia, retórica y metafísica, que e caracterizan porque recoge en ellas todos los hechos suceptibles de observación para sistematizarlo en una teoría digna de confianza.

Aristóteles se ocupa de muchos temas relacionados con la economía política, tales como:

  1. Defensa de la esclavitud.- Sostiene que los esclavos son herramientas vivas, que no tienen voluntad propia. Sostiene que todas las sociedades están compuestas por dos partes que son, los dirigentes y los dirigidos. Esto es que unos nacen para dirigir y otros para ser dirigidos.
  2. Se ocupa de la riqueza.- Afirmó que toda adquisición de riqueza se obtiene de dos modos: El primero, o modo natural, consiste en la apropiación de los medios de susbsistencia que la naturaleza brinda al hombre con el propósito legítimo de que atienda a sus necesidades vitales. Aquí incluye la caza, la pesca, la ganadería, el pastoreo, la agricultura y la piratería. La propiedad así obtenida es la única riqueza genuina o natural. El segundo modo que señala Aristóteles de obtener riqueza es mediante el método crematístico o antinatural, caracterizado por el cambio de productos y el uso del dinero. Concedió cierta legitimidad a la riqueza antinatural; es decir a los bienes adquiridos con el esfuerzo de ganar dinero. Condenó la adquisición de riqueza por medio del tráfico y el comercio porque causan deseos ilimitados de obtener ganancias a expensas de otro.
  3. Se ocupó del valor de las cosas.- Sostuvo que todo artículo tiene dos usos. Hay uno adecuado que es el valor en uso de las cosas, y otro que es inadecuado como es el valor en cambio.
  4. Se ocupó del dinero y los préstamos, declaró que el dinero es necesario, con el fin de que los productos puedan intercAmbiarse en una etapa de la economía más adelantada que una simple economía del trueque.
    Por otro lado afirmó que el principio de la propiedad privada está profundamente arraigado en los instintos del hombre.

ROMA

Las corrientes del pensamiento económico romano proceden de tres grupos de escritores que son los siguientes:

  1. Los Filósofos, representados por CICERON, SENECA, PLINIO el viejo, MARCO AURELIO, EPICTETO Y LUCRECIO. Para muchos, Cicerón, quien estudió bajo la dirección de muchos maestros, y que fuera más jurista que filósofo: es la figura más caracterizada que influyó en la vida intelectual romana, escribió acerca de las diversas ocupaciones. Sostuvo que la industria y el comercio merecían el mayor desprecio, excepto el realizada en gran, escala. Estimó que la agricultura era digna de los más cálidos elogios. Afirmó que en los talleres no había nada digno de un caballero. Los pequeños comerciantes deben mentir si quieren tener éxito. Así mismo, en sus escritos se refirió a los factores que dominan el precio, la naturaleza del dinero, los impuestos, los inconvenientes de la libertad del comercio, la necesidad de la esclavitud, las ventajas de la división del trabajo y el pecado de la percepción de intereses. Defiende a la propiedad privada.
  2. Los Estóicos, representados por Séneca, Marco Aurelio y Epicteto; quienes censuraron la avaricia y el lujo, describieron la monstruosidad de la esclavitud y exageraron las ventajas del comercio entre las naciones, Plinio el Viejo, en su libro de historia natural examinó la importancia relativa de la propiedad agrícola grande o pequeña, lamentó el creciente empleo del trabajo de los esclavos, manifestó su preferencia por una economía del trueque.
  3. Los Agrónomos, representados por Catón, Varrón, Columela, Paladio y el omnipotente Plinio. En su mayor parte vivieron en la decadencia del imperio romano. Preocupados, tanto por la técnica como por la economía agrícola, estudiaron los problemas del estado autárquico (estado de autoconsumo), llamaron la atención de las desventajas económicas de la esclavitud, estuvieron en contra de las grandes propiedades agrícolas, y dieron consejo s de diversos métodos de cultivo y empleo de las cosechas.

EL CRISTIANISMO

El cristianismo contribuyó al pensamiento económico antiguo con ideas de significación, al mismo tiempo que confirmó y fortaleció otras enseñanzas. La filosofía de los estóicos habían atraído a la atención de un mundo griego atemorizado por los conceptos de igualdad natural del hombre ante Dios y la inherente igualdad de trabajo. El cristianismo reavivó y popularizó estos conceptos. La verdadera esencia de la teología cristiana son producto de la filosofía y la metafísica de los griegos. Condenaron el sistema de castas y la esclavitud por considerarlos antinatural. Se esforzó formalmente por mejorar la suerte, y rescatar la dignidad de la mujer dentro de la sociedad. El trabajo manual fue defendido como un ideal. Defendieron la propiedad privada. En relación al comercio, el dinero y la usura fueron censurados como actividades deshonestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada